SÍNTOMAS

ARAÑAS VASCULARES

¿Qué son?

Las arañas vasculares son pequeñas y delgadas venas que pueden ser vistas superficialmente en la piel y son causadas por acumulación de sangre. Estas son venas pequeñas y pueden ser rojas, púrpuras y/o azul.

Normalmente se encuentran en combinación con venas reticulares ligeramente largas, las cuales tienden a ser verdes o azules.

Las arañas vasculares se consideran una versión miniatura del mismo proceso de las venas varicosas y pueden o no estar asociadas con una insuficiencia venosa significativa.

Si es así, es improbable que cualquier tratamiento para las arañas vasculares o las venas reticulares produzca resultados duraderos. Por lo tanto, un profesional con experiencia debe examinar con cuidado las piernas del paciente antes de intentar un tratamiento.

Sin la correspondiente insuficiencia venosa, las arañas vasculares son simples problemas cosméticos y pueden ser tratadas con Escleroterapia.

VENAS VARICES

¿Qué son?

 

Las várices son venas alargadas que frecuentemente parecen cuerdas abultadas y se ven azules o rojas. Sin embargo en ocasiones aparecen a una mayor profundidad debajo de la piel, en donde al paciente no le es posible verlas.

Las várices son causadas por válvulas dañadas dentro de las venas. Cuando estas válvulas fallan o gotean, ya no pueden bombear sangre al corazón.  La gravedad causa que la sangre se acumule en las venas y las hace ver alargadas, torcidas o completamente abultadas.

Aparte de su mala apariencia, otros efectos colaterales de las várices incluyen: dolor, fatiga, picazón, ardor, hinchazón, calambres, inquietud y palpitación, los cuales empeoran durante el tiempo si se deja sin tratar y pueden producir un serio problema  de circulación.

 

REFLUJO VENOSO

¿Qué es?

Esta enfermedad, también conocida como insuficiencia venosa, afecta a la circulación de la sangre. El papel principal de las venas es devolver la sangre al corazón, pero si las válvulas fallan, éstas ceden a la fuerza de gravedad y por lo tanto no pueden cumplir con su función.

Este flujo invertido se conoce como reflujo. Esta sangre puede volverse ácido por desecho metabólico, causando una reacción inflamatoria intensa que causan síntomas tales como dolor e hinchazón.

La enfermedad del reflujo venoso puede producir que las venas varicosas y arañas vasculares se vean y se sientan como gruesas venas abultadas. Las venas varicosas son típicamente un indicador de reflujo venoso que puede causar graves problemas circulatorios si no se trata adecuadamente.

Los síntomas más comunes pueden ser:

  • Dolor
  • Pesadez
  • Palpitación
  • Hinchazón
  • Ardor
  • Picazón
  • Calambres

SÍNDROME DE LAS PIERNAS INQUIETAS

¿Qué es?

El Síndrome de las Piernas Inquietas o RLS (por sus siglas en inglés, Restless-Legs-Syndrome) , hace que una persona sienta la necesidad de mover su(s) pierna(s) constantemente. El RLS puede hacer incómodo realizar actividades normales tales como dormir toda la noche o viajar largas distancias en carro o avión.

Aunque hay otras causas para el RLS, es una molestia común de las personas que padecen insuficiencia venosa. Las piernas normalmente tienden a sentirse adoloridas, agobiadas y cansadas a causa de las válvulas de las venas que están dañadas.

ÚLCERAS EN LAS PIERNAS

¿Qué son?

Las úlceras en las piernas son heridas abiertas causadas por el mal funcionamiento de las válvulas de las venas y pueden tener lugar en la pierna o el tobillo. Cuando las válvulas no funcionan como deberían la presión en las venas aumenta y causa llagas abiertas de color rojo.

Las úlceras venosas en la pierna son el resultado de llagas que no se curaron a tiempo y se descuidan causando un verdadero problema que puede ser extremadamente doloroso.

Es muy importante destacar que, en oportunidades, el síntoma observado es indicativo de un problema subyacente más grave. Por ejemplo, las pequeñas venas de araña en la base del pie realmente pueden ser causadas por las venas más grandes que están ubicadas en la pantorrilla de la pierna y que no pueden ser vistas.

Por esta razón, utilizamos el ultrasonido en nuestro diagnóstico a fin de que nos pueda señalar con exactitud el estado del paciente y prescribir un tratamiento que ofrezca el mejor de los resultados.